180x150 Best Price

Ruta del queso Idiazabal: Beasain-Idiazabal-Ordizia-Tolosa

Beasain, Idiazabal, Ordizia & Tolosa

El interior de Guipuzcoa es un territorio de postal, sembrado de montañas -los Parques Naturales de Aralar y Aizkorri-Aratz- y verdes valles en los que pastan las ovejas que dan origen al queso Idiazabal, uno de los productos gastronómicos vascos de mayor renombre internacional. Toda la zona está salpicada de queserías que se pueden visitar, mejor de mayo a julio, cuando el proceso de elaboración del queso se encuentra en pleno apogeo.

El nombre de este queso procede de uno de los municipios de la comarca del Goierri. En el pueblo de Idiazabal la importancia del pastoreo queda reflejada en el monumento al Pastor que se alza en la Plaza San Miguel, así como en el Centro de Interpretación y Degustación del Queso. Pero en esta pequeña localidad también llaman la atención las casas-palacio de hace varios siglos, y los más recientes palacios construidos por los indianos. Y, por supuesto, la iglesia parroquial de San Miguel, el edificio más emblemático del pueblo, con una portada transición del románico al gótico.

Ordizia

El principal punto de venta de queso Idiazabal es Ordizia, en concreto su tradicional mercado, que es el más antiguo de la provincia y se lleva celebrando cada miércoles ininterrumpidamente desde 1512. En septiembre, en el marco de las Fiestas Vascas, esta bonita localidad acoge el Concurso de Queso Idiazabal, en cuyo jurado participan los chefs más destacados de la gastronomía vasca. El queso ganador alcanza precios astronómicos en la subasta posterior.

Alrededor de la Plaza Mayor de Ordizia, lugar en el que se celebra el mercado, se extiende el casco histórico, declarado conjunto histórico-monumental, en el que destacan edificios como la iglesia parroquial de Nuestra Señora de La Asunción, la casa-torre Muxika, el monumento de Fray Andrés de Urdaneta y los palacios Zabala y Barrena. Junto a este último se encuentra el Centro de Interpretación de la Gastronomía D'elikatuz, donde se pueden realizar catas de queso.

Tolosa

A 15 kilómetros de Ordizia se encuentra Tolosa, cuyo mercado de los sábados -denominado Mercado del Tinglado- también es una auténtica fiesta. Estamos en una de las más importantes ciudades de Guipuzcoa, que llegó a ser capital de provincia en el siglo XIX. Potente enclave de actividad cultural, posee un interesante patrimonio monumental y una gastronomía que es su seña de identidad. En su rico patrimonio histórico artístico hay palacios, edificios civiles y lugares como la Puerta de Castilla, último resto de las antiguas murallas de la villa. También llaman la atención las iglesias de Santa María, la de San Francisco, el santuario de Izaskun, la ermita de San Blas y el Convento de Santa Clara, levantado en 1612.

Pero si algo sobresale en Tolosa es su incesante actividad cultural y musical. Su Carnaval, popular y divertidísimo, es una de las principales citas del calendario festivo en el País Vasco. Esta vieja localidad acoge también el Certamen Internacional de Masas Corales, el Festival Internacional de Marionetas o las Jornadas de la Naturaleza Zumardi. Su casco urbano muestra una exposición permanente de arte contemporáneo vasco al aire libre, con obras de Oteiza, Chillida, Ugarte, Basterretxea o Hernández Mendizabal.

Tolosa es también conocida por su alubia, que cuenta con denominación de origen y pasa por ser una de las mejores del mundo. Merece la pena acudir a alguno de los excelentes restaurantes que se encuentran en la zona y pedir de menú alubias de Tolosa. En la oferta gastronómica tolosarra destacan también la chuleta, las guindillas de la vecina localidad de Ibarra y dulces típicos como los xaxus, las tejas y los cigarrillos. Además, los golosos no deberían dejar de visitar el Museo de la Confitería Gorrotxategi, todo un repaso a la historia de la confitería y la pastelería vascas.

No lejos de allí -a quince minutos en coche- está Beasain, que posee el conjunto monumental de Igartza, un yacimiento medieval que consta de un palacio construido en el siglo XIII, un puente, una presa de madera, una ferrería y un molino, entre otros elementos. A poca distancia, el casco urbano del municipio alberga diferentes puntos de interés turístico, como son la parroquia de Santa María de la Asunción y la ermita de Nuestra Señora de Loinatz.

Por otro lado, Beasain es la población de mayor actividad comercial de toda la comarca del Goierri. En sus calles, repletas de tiendas y bares, se respira un inmejorable ambiente. Además, el turista no puede marcharse de la localidad sin probar sus exquisitas morcillas, que podrá degustarlas en cualquier bar o restaurante de la zona.

Localidades: Oñati, Arantzazu.
Distancia en coche: 10.3 km, 19 minutos.
Duración: 1 Día.

Sigue leyendo sobre Ruta del Tren de Vapor