180x150 Best Price

Ruta de la Anchoa y el Verdel

El viaje de la Anchoa, Lekeitio, Ondarroa y Mutriku

La Ruta de la Anchoa nos llevará a recorrer tres localidades eminentemente marineras de la costa vasca: Lekeitio, Ondarroa y Mutriku, donde se puede comer un pescado excelente. Pero antes, pasaremos por la tierra de donde era originario Simón Bolívar, el Libertador de América Latina.

La Puebla de Bolívar, actualmente Ziortza-Bolibar, es un pequeño municipio situado a 17 kilómetros de la costa, en la carretera que une Durango con Ondarroa. Aunque bastante desconocido, es un punto de interés a tomar en cuenta, no sólo porque nos permite visitar el Museo Simón Bolívar, que nos descubrirá aspectos de este personaje histórico, sino porque en el lugar se levanta el mágico Monasterio de Zenarruza.

Monumento Nacional de Euskadi, el Monasterio de Zenarruza fue colegiata y es un importante enclave dentro de la ruta jacobea de la costa, en el que los peregrinos paran a pernoctar. El conjunto comprende una iglesia del siglo XV de estilo gótico renacentista, un precioso claustro de mediados del siglo XVI y otras dependencias propias de la clausura y la vida comunitaria. Los monjes que lo habitan elaboran sabrosos productos de repostería que se pueden adquirir allí mismo.

Desde Ziortza-Bolibar seguiremos por la carretera que pasa por Markinaen dirección Lekeitio. Merece la pena recorrer los 17 kilómetros de curvas para llegar a este bonito pueblo pesquero que en época estival se llena de veraneantes.

Enclavado sobre las laderas de dos montes, allí donde desemboca el río Lea, Lekeitio posee un privilegiado entorno natural, con dos preciosas playas -Isuntza y Karraspio- que miran a la isla de San Nicolás, a la cual se puede acceder a pie durante la bajamar. Junto al animado puerto pesquero, las calles del casco antiguo de Lekeitio nos ofrecen la oportunidad de disfrutar de un patrimonio artístico abundante, con casas blasonadas, algunos palacios y la impresionante Basílica de la Asunción de Santa María, con su magnífico retablo gótico bañado en oro.

Catorce kilómetros y 113 curvas separan Lekeitio de Ondarroa, rivales históricas en la caza de ballenas, en los tiempos en que éstas se acercaban tanto a la costa que se llegaba a ellas remando.
Ondarroa es un potente puerto pesquero y conservero. Vigilado en lo alto por la iglesia de Santa María y la Torre Likona, ambas del siglo XV, posee un bonito casco viejo de sabor marinero, con calles estrechas y empinadas. La antigua Cofradía de Pescadores alberga hoy en día la Oficina de Turismo. Todavía se conserva el Puente Viejo, de 1795, uno de los elementos emblemáticos de la villa. Los barcos que iban río arriba, así como los propietarios de los animales que lo cruzaban, solían pagar un impuesto por el paso.

El puerto de Ondarroa, uno de los más importante del Cantábrico por su volumen de capturas, ha sufrido varias transformaciones en los últimos años, con la construcción de un nuevo puente -diseñado por Santiago Calatrava- y la ampliación de los muelles. Cuando los barcos arriban a puerto, es todo un espectáculo ver cómo se desembarca el pescado, se pesa y se subasta allí mismo.

De todas las fiestas celebradas en Ondarroa destacamos el Día de la Anchoa, el segundo sábado de mayo. Concursos y degustación de pinchos de anchoa, representaciones teatrales en una antigua fábrica de conservas, feria de productos del mar y conciertos en la playa se suceden en esta recomendable jornada.

Del puerto de Ondarroa sale un paseo marítimo que llega hasta la playa de Saturraran, perteneciente ya al vecino municipio de Mutriku y, por lo tanto, territorio guipuzcoano.

El casco histórico de Mutriku, declarado Conjunto Monumental, es una de las villas medievales mejor conservadas de toda Gipuzkoa. Recorriendo sus estrechas calles adoquinadas, que se entrelazan hasta llegar al puerto pesquero, encontramos palacios y casas solariegas de gran interés arquitectónico.
En la plaza Txurruka se puede visitar el museo Bentalekua, donde se explica la relación ancestral de Mutriku con la mar.
En marzo, en plena campaña pesquera, esta localidad guipuzcoana acoge el Día del Verdel, un evento que atrae a miles de personas y en la que se sirven más de 4.000 kilos de caballa cocinada de diferentes formas, todo ello en un ambiente festivo y con bebidas del país.

Localidades: Bolibar, Lekeitio, Ondarroa, Mutriku.
Distancia en coche: 48.5 km, 1 hora.
Duración: 2 Días.

Sigue leyendo Ruta de la Sidra y el Mar